giovedì, settembre 27, 2007

Mara



Mara es mi mejor amiga y confidente, la conocí gracias a mi ex --cuya madre extraño tanto y de quien en su momento escribiré-.

Mara vivió durante muchos años en una cabaña alejada en las profundidades del verdoso bosque de Huasca, allí en una pintoresca cabaña de madera y techos de arcilla con frescos policromados y murales mitológicos con influencias italianas y grecorromanas. Todo hecho por un "Semidios Italiano" de descendencia real europea, que implementó la técnica del color en el barro de Huasca, lugar en el que se volvió ampliamente reconocido.

Aclamado y multicitado señor que por las noches se decía brujo y al embrutecerse al combinar cocaína con coñac obligaba a Mara a no hablar, a no dormir, a ser su fiel sirviente en sus veladas rodeadas de los más prestigiosos empresarios colonos con rimbombantes apellidos.

Era muy predecible, le fascinaba esconderse en lo más profundo del bosque y organizaba las veladas más locas jamás imaginadas, justo cuando el dinero escaseaba se encerraba día y noche sin salir de su estudio, cuando terminaba Voilá! se iba a México a vender sus oleos y regresaba pronto hambriento de verde, sediento de licor y ávido de polvos blancos.

Una vez, --Mara recuerda-, nuestro príncipe en cuestión se molestó con el de la tienda del pueblo, rápidamente Mara salió y al verla le hizo una seña para que callara, entonces ella vio como introducía un pergamino con maldiciones en la boca del sapo, luego se la cosió y lo quemó vivo.

Encantador hombre con letra adornada, ojos hermosos, cuerpo perfecto, dominio del italiano/portugués y poéticas interpretaciones de “la Odisea de Homero” estuvo a punto de matar a Mara,... ella, con la nariz rota y sangrante tuvo que recorrer esas obscuras veredas verdes hasta poder llegar al chalet de los suizos a pedir auxilio.

Esa noche, “Chachita”, la entonces nana de la hoy dueña del autódromo de Pachuquilla cuenta se le vio corriendo por el campo santo con sus hermosos caireles azabaches, y su tersa piel morena al compás de la luna, después huyo de Huasca hacia Italia donde fue seleccionado para pintar la capilla de San Romolo para las fiestas del santo patrono de Fiesole en Florencia.

Lo último que supimos de él es que había regresado a México y al fallecer sus padres perdió la casa de Jurica y hoy lo único que conserva son sus recuerdos, su amor desmedido por Massiel, la que en sus propias –y obsesivas- palabras denomina como "arcángel azul"; al parecer recluido por algún lado verdoso cerca de Metepec.



Hoy Mara lo recuerda como el amor de su vida, el mismo que la envió derechito al psiquiátrico por un buen rato, que volvió dependiente al litio, y que si bien dejó mágicos momentos impregnando su vida de cultura, de óleos, de vitrales, de noches de Nietszche y de Kafka... pero también de una nariz rota y una irreparable experiencia sobre el dolor humano.

Yo la amo porque entrar a su casa es admirar postales de todos los rincones del mundo en la escalera, es ver colgada una corona de laureles de árboles griegos, de olores a medio oriente, de abanicos japoneses enormes, de cartas de penpals picosos, de historias --tipo Loaeza- sobre la gente más snob de Pachuca, de una canastita en la mesa de centro con los libros de la semana… pero sobre todo de pescados envueltos en aluminio bañados en olivo, con pimienta negra y el sazón del apio al lado de rodajas de jitomate, de un buen Chardonnay y de interminables risas al compás de la voz de Serrat.

El Carnaval

Etichette: ,

"

11 Commenti:

" Blogger Erranteazul ha detto...

¡WOW!...Debe haber sido fascinante, como todos esos personajes absolutamente contradictorios que siempre tienen a su lado, quién sabe porqué bendición, a un ángel a su lado, sólo que acaban por no saberlo.

Terrible y grandiosa experiencia!

Gracias por tu presencia y salud con un Carmenere!

settembre 28, 2007 12:06 AM  
" Blogger Ben ha detto...

Suena como a cuento de Borges. Jejeje, interesante historia, me gustaria algún día visitar ese bosque, los bosques para mí son los lugares más espirituales del mundo

Abrazos y besos desde acá.

settembre 28, 2007 8:02 AM  
" Blogger Diesel Armani ha detto...

Que buena historai Cana, como siempre, escribe usted muy padre. Yo tengo una historia por ahi con otra Mara, una mujer de la que me enamore y cuya historia coloque algun tiempo en el blog, buenos recuerdos. Saludos!

Shh y por cierto, le falta otro voto para otro chiste cana, saludos!

settembre 28, 2007 2:13 PM  
" Blogger Diesel Armani ha detto...

Por cierto, gracias por el link Cana, yo tambien ya le puse uno. Saludos =)

settembre 28, 2007 2:14 PM  
" Blogger 翼のおれたエンジェル ha detto...

Caro Tessitore
Interesante Post; es conociendo gente así cuando uno llega a pensar que no ha hecho nada en esta vida, y que muchos tenemos medias vidas a medio vivir.
Un abrazo
Angelín

settembre 30, 2007 7:59 PM  
" Blogger Viviana ha detto...

Pues que historia tan interesante la de esta mujer y la del loco de su compañero.

La locura no deja de tener un elemento fascinante. Me hace cuestionarme ¿dónde esta el límite? ¿Cómo se puede pasar de ser creativo e inteligente a francamente loco con esa agresión y ese sadismo?

No lo sé. Lo cierto es que Mara es una sobreviviente. Entiendo tu cariño por ella. Ella también es afortunada en tenerte como amigo y por el amor que le tienes.

Personas así son las que enriquecen la vida.

Saludos

ottobre 01, 2007 4:10 PM  
" Blogger Viviana ha detto...

¿Es ella la de las pinturas? Guauuu. Si es así, aparte de todo es bellísima.

ottobre 01, 2007 4:12 PM  
" Blogger Tessitore di Sogno ha detto...

Azul,

Coincidiendo, ¿cuántos seres humanos nacen llenos de cualidades y terminan echando todo por la borda?, pareciera que entre más fácil tenemos las cosas más nos empeñamos en buscar el modo de liarnos,

Yo creo que no vale la pena intercambiar pocos momentos de alegría por una vida llena de recuerdos dolorosos, pero esa es solamente mi percepción.

A votre santé, ¡Querido amigo!


My friend,

De repente me encanta ponerle mucho dramatismo a mis historias, y no es que yo sea una “drama queen” (bueno, no siempre hehe), pero si tenéis razón, Ben, los bosques son mágicos, tranquilizantes, y llenos de animales hermosos... yo voy a envejecer en un bosquecín.

Muchos abrazos y besos, Ben.


Diesel,

Gracias por las palabras Cana, usted está lleno de historias con mujeres lindas y posts muy padres... ya puse mi otro voto en su blog como pudo notar y que gane el mejor! (Estoy en ascuas).


Angelín,

Yo creo que al nacer ya traemos ciertos dones o cualidades --amén de recursos y estatus- y pues tal vez lo interesante no es saber qué tantos logros realizas comparado con otros, sino cuantos de tus propios retos logras alcanzar.

Y en cuanto a esto ultimo yo creo que tu eres de los que piensan como yo, eso lo sé porque te me haces un luchón.

¡Un Abrazo amigo!


Querida VIV,

Ciertamente pareciera como sin sufrimiento no hay gozo, pero yo después de algunas malas experiencias tendré que ir por la vida difiriendo de estas premisas, no vale la pena aguantar a un psicópata como este Y justamente esa era mi intención al ser tan sarcástico enfatizando sus cualidades.

Gracias por las lindas palabras y aunque Mara no es la del óleo (es Massiel), también es muy bonita por fuera y más por dentro.

Un besito, Viv!

ottobre 02, 2007 1:01 PM  
" Blogger Miguel Cane ha detto...

Te mado muchos besos, querido Tessitore.

;)

No creas que no ando por aquí.

Abrazos y nos vemos ¡más pronto de lo que crees!

ottobre 02, 2007 4:34 PM  
" Blogger fgiucich ha detto...

Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Saludos.

ottobre 02, 2007 6:05 PM  
" Blogger Tessitore di Sogno ha detto...

Migue,

Yo te mando muchos más besillos,

Y es bueno verte por aquí aunque con ver cada post tuyo por allá es enriquecedor y eso se agradece,

Said & Done!


fgiucich,

Asímismo gracias por visitar este espacio y estámos leyendo esas magníficas frases, Abrazos.

ottobre 05, 2007 8:34 PM  

Posta un commento

Iscriviti a Commenti sul post [Atom]

<< Home page